VIX, entropía, fractales y el crash de la bolsa

El VIX es un indicador de la expectativa de volatilidad del mercado de valores basada en las opciones del índice S&P 500. El VIX se suele interpretar como un índice de miedo o incertidumbre. En este post comparo la evolución del VIX en el periodo 2006-2020 con la evolución de la entropía de la serie del Dow Jones para el mismo periodo. Adelanto cuatro conclusiones. Primero, que la evolución de ambos indicadores (VIX y entropía del Dow Jones) sigue una dinámica muy similar, por lo que la entropía podría usarse como un proxy del VIX. Además, por la naturaleza misma de la entropía (que explicaré más delante), ésta proporciona más información sobre el mercado de valores que el VIX e incluso podría usarse como una early-warning de cambios futuros en la dinámica del Dow Jones. Una tercer conclusión es que las recientes intervenciones de la FED han disminuido la aleatoriedad del Dow Jones en relación con la aleatoriedad observada durante la crisis del 2008 (aunque el VIX en 2020 ya superó al VIX del 2008, esto no sucede con la entropía). Sin embargo, aunque la entropía es menor a la de 2008 su pendiente es muy inclinada, i.e. hay una aceleración en la entropía que está siendo contenida por la FED. Finalmente, esta contención en la entropía significa que la aleatoriedad que rige al Dow Jones está siendo acotada, lo cual debilita lo queda de la estructura fractal de la bolsa. La estructura fractal es lo que le da estabilidad al mercado por medio de la interacción entre procesos aleatorios con distintos horizontes temporales (por ejemplo, la estructura fractal es lo está detrás de que los inversionistas de largo plazo salgan al rescate de los de corto cuando estos últimos están bajo estrés). Esa diversidad de horizontes temporales se perdió, al menos, desde que se invirtió la curva de rendimientos el año pasado. Sobre esta estructura fractal fracturada es que la FED ha estado haciendo sus cuantiosas intervenciones y, consecuentemente, el crecimiento de la entropía (i.e. la aleatoriedad o “desorden”) se ha contenido. El gran problema con esto es que la bolsa ha perdido su soporte de estabilidad, de manera que podemos esperar que sucedan todo tipo de cosas raras y comportamientos atípicos. En algún momento la olla de presión en que se ha convertido la bolsa no va a aguantar y esa aleatoriedad contenida va a buscar su cauce. Y entonces vendrá el crash. El gran crash. En la figura siguiente están el VIX, la entropía del Dow Jones y sus respectivas series de tendencia.

entropy vix

¿Qué es la entropía? Se trata de un concepto utilizado por primera vez en física y luego generalizado por Claude Shannon en el ámbito de la teoría de la información. Intuitivamente, la entropía de Shannon puede considerarse como un índice de ignorancia, desorden, incertidumbre o falta de información y ha demostrado ser un medio efectivo para detectar la aleatoriedad en un conjunto de datos. Aunque parezca un concepto ajeno a la economía lo cierto es que la entropía es un concepto estrechamente ligado a ella. En su trabajo “Economía analítica: cuestiones y problemas”, Nicholas Georgescu-Roegen declaró que la segunda ley de la termodinámica, en la que la entropía juega un papel crucial, era “la más económica de las leyes físicas”. Por otra parte, en “How should we use entropy in economics?”, Jaynes (1991) afirma que la noción de “espíritus animales” de Keynes es la aplicación de la idea de entropía a la economía (y por esa misma razón, para Jaynes la economía, más que un sistema clásico, es un sistema termodinámico). En mi tesis del doctorado utilicé la entropía de Shannon (y también la entropía topológica) para analizar los tipos de cambio y entre otras cosas mostré que los regímenes de tipo de cambio se pueden identificar vía la entropía (regímenes de alta entropía son flexibles, baja entropía tienen alta intervención del banco central). Esa misma idea es la que utilizo en este post para argumentar que son las intervenciones de la FED las que han estado conteniendo el crecimiento de la entropía del Dow Jones.

 

 

Apuntes sobre la posición de México frente a la OPEP

  1. La caída del precio del petróleo se originó por un acto irracional de Arabia Saudita cuando, ante la negativa de Rusia de aceptar sus términos, los sauditas decidieron inundar el mercado y desplomar el precio. Doble error. Por una parte, porque a diferencia de Arabia Saudita, Rusia tiene la capacidad presupuestaria para mantenerse a flote pese a los bajos precios del barril (aquí un muy buen análisis al respecto). Segundo, el desplome en el precio del petróleo terminó dejando fuera a los productores de Estados Unidos, su gran aliado geoestratégico. Arabia Saudita seguirá siendo país en tanto Estados Unidos así lo quiera.
  2. Arabia Saudita fue quien provocó el desplome del mercado. Es el jugador que decidió desviarse y tiene que asumir las consecuencias. No es responsabilidad de México arreglar el caos saudita. Tan no midió Arabia Saudita el alcance de sus acciones que ya llegó al Senado de los Estados Unidos una propuesta para retirar las tropas estadounidenses de Arabia Saudita si este país no recorta su producción y lleva el precio al menos a 40 dólares el barril.
  3. La respuesta de México ha sido completamente racional. La función de beneficios (ingresos menos costos) que se ha usado para criticar la postura mexicana está mal especificada. Para evaluar correctamente los beneficios se deben incorporar las coberturas petroleras al componente de ingresos totales. Cuando David Páramo, el autoproclamado padre del análisis superior, salió en TV para criticar la postura mexicana estaba haciendo uso de la función de beneficios errónea. En el ejemplo mostrado por Páramo, el precio es de 20 dólares cuando se producen 1.8 millones de barriles (consecuentemente los ingresos son $36 millones de dls = 1.8 millones de barriles x $20 dls). En cambio, cuando la producción se recorta a 1.6 millones de barriles, el precio sube a 30 dólares y los ingresos totales aumentan a 48 millones de dls. De ahí que, según Páramo, y otros tantos analistas, lo racional sea recortar la producción.
  4. Sin embargo, cuando en la función de beneficios de Pemex se incluye el componente de coberturas se observa que es completamente racional mantener la producción a su nivel actual y con los precios actuales de mercado. En el siguiente ejercicio retomo el ejemplo usado por David Paramo para mostrar que él está equivocado y que cuando se considera que el 80 por ciento de la producción tiene cobertura entonces el ingreso es mayor sin tener que recortar la producción (uso 80% en el ejemplo porque es el porcentaje de la producción que tiene cobertura). Si el 80% tiene cobertura, eso significa que 1.44 millones de barriles están cubiertos (y en consecuencia su precio de venta es 30 dólares) y el 20% restante (0.36 millones de barriles) se venden al precio vigente de mercado de 20 dólares. Así, los ingresos totales son 1.44 millones de barriles x $30 dls + 0.36 millones de barriles x $20 dls = 50.4 millones de dólares. En consecuencia, mantener la producción genera un ingreso mayor (50.4 millones de dólares vs 48 millones en el ejemplo de Páramo).
  5. Por lo anterior es que México está actuando de buena voluntad al aceptar recortar su producción en 100 mil barriles diarios. México estaría mucho mejor sin los recortes, y no por un tema de free rider como algunos lo han señalado, sino porque tiene cubierta su producción. Sería free rider si no tuviera la cobertura y estuviera aprovechándose del alza al precio por el recorte de los otros. México es de los pocos países que compran coberturas para su producción. Si el resto no se cubre es problema de ellos, no están vendiendo canicas.
  6. ¿De verdad la OPEP quiere estabilidad de precios? Muy bien, que empiecen por combatir el mercado negro, si no lo hacen de nada sirve el sistema de cuotas. ¿O debemos pensar que en la OPEP no hay huachicoleo? ¿De qué tamaño es el mercado negro? Eso es difícil saberlo, pero solo para dar una idea: en otra oportunidad escribí sobre el extraño caso del fondo de estabilización de los ingresos petroleros de México. En tiempos de Calderón, y con el barril en su máximo histórico (130 dólares), el fondo sólo tenía 5,000 millones de dólares pero en el mismo periodo, el fondo chileno del cobre tenía 20,000 millones de dólares, es decir, 3 veces más, a pesar de ser cobre y no petróleo. ¿Cómo explicar que el fondo mexicano tuviera tan pocos recursos? Una posible respuesta es que los buques petroleros zarpaban sin facturar la carga y, consecuentemente, los recursos provenientes de esas ventas no se contabilizaban como parte de las exportaciones mexicanas y no entraban al fondo (ese modus operandi lo explica Ana Lilia Perez en esta entrevista).
  7. México actúa de buena voluntad por partida doble. Acepta reducir su producción en 100 mil barriles y además es el único que ha hecho un esfuerzo por combatir al mercado negro.

Actualización: la OPEP acaba de aceptar la propuesta mexicana de recortar en 100 mil barriles. Como lo dije anteriormente, era una estrategia completamente racional por parte de México. No había ningún incentivo para desviarse de esa postura, se trata de una estrategia estrictamente dominante.

Actualización 2: sobre México y el uso de las coberturas petroleras, aquí un muy interesante análisis de  y : “The Secret Weapon Giving Mexico Power in the Oil-Price War”

Actualización 3: Ayer se dio que a conocer que China planea copiar la estrategia mexicana de coberturas petroleras. Me sigue sorprendiendo que tantos analistas y varios políticos hayan pasado por alto el tema de las coberturas. Su Pejefobia les impide hacer un análisis racional de la realidad. Aquí la nota completa: China Plans To Copy Mexico’s Mega Oil Hedge. Señala el artículo: “With its exports hedged at pre-oil crash prices, it’s not a surprise that Mexico wasn’t eager to agree to deep output cuts. The success of the hedging strategy has not gone unnoticed. Today, a researcher for China’s largest state-owned oil company CNPC floated the idea of copying the Mexican model”.

Twitter @perifractal

Corona-pánico y terapia de choque

Estamos en plena “terapia de choque”, como diría Naomi Klein. El corona-pánico es un estado de miedo generalizado que ha sido inducido por distintas vías. Quizá me equivoco, claro, pero todo lo que veo me hace pensar que es así. Comparto dos entrevistas y un artículo que aportan muy buenos elementos para defender mi argumento.

Primero dejo una entrevista con el decano del Colegio de Biólogos de Canarias, quien afirma que el  origen de la catástrofe en la que se encuentra España se debe a la mala gestión y a que “cometimos el error de inicio de meter miedo a la población y eso hizo que los hospitales se saturasen de personas con cuadros leves, multiplicando el contagio entre la población más vulnerable”.

Por otra parte, en esta muy buena entrevista, el virólogo franco-argentino Paul Goldschmidt afirma que “el coronavirus no merece que el planeta esté en un estado de parate total”. Sobre el número de muertos en Lombardía, Italia, señala que aquella región es, debido a su actividad industrial, el lugar en el mundo con el mayor número de casos de asbestosis (enfermedad respiratoria que se produce por inhalación de fibras de asbesto), la cual está asociada a tumores malignos con localización pulmonar.  Y por tal razón, afirma Goldschmidt, es este lugar en donde la gente mayor, con pulmones con cáncer o lastimaduras crónicas, corre un alto riesgo de que una infección viral se transforme en una infección mortal. Casi para cerrar señala que “el año pasado hubo 36 millones de personas con gripe en los Estados Unidos. Fueron internadas 370 mil y 22 mil se murieron. ¿Queda claro? Y nadie cerró ningún aeropuerto. En Francia hay 33 mil casos, pero cuando murieron 23 mil viejitos en los geriátricos por una ola de calor el país tampoco se cerró. Hay algo muy raro aquí”.

Para concluir, comparto esta nota sobre el científico que hizo las proyecciones sobre la propagación del coronavirus –y que son proyecciones que fueron utilizadas por la OMS y los medios de comunicación para espantar a medio mundo y declarar la existencia de una pandemia-. Originalmente él afirmó que el virus mataría a más de medio millón de personas (sólo en Reino Unido) pero ahora dice que siempre no, que pensándolo bien no serán más de 20 mil. Gracias por la aclaración, pero el pánico ya está hecho.

Corona-nihilismo. Nada tiene sentido, ¿o quizá sí?

Algo gordo se cocina. Y no es el chicharroncito en salsa verde que me dejaré caí cuando la última lata de atún haya pasado a mejor vida. Las cifras del coronavirus no cuadran. A menos que exista una segunda intención

Al día de hoy (24 de marzo) han muerto en Alemania 143 personas infectadas con coronavirus. Pero durante la temporada invernal 2017-2018 la ola de gripe le costó la vida a 25,100 personas, sólo en Alemania. Es decir, las muertes por gripe fueron 174 veces mayor a las relacionadas con coronavirus, pero las de gripe pasaron desapercibidas en los medios.

Según el New York Post, el 99% de los pacientes que fallecieron en Italia  tenían otros problemas de salud. Por esa razón, el decano del colegio de biólogos de Canarias afirma que lo apropiado es decir que murieron con coronavirus y no de coronavirus. Hay un viejo principio que me cae muy gordo de tanto que lo escucho pero aplica muy bien aquí: correlación no implica causalidad. Es decir, puede ser que exista correlación entre los fallecimientos y el contagio con el coronavirus, pero se está lejos de concluir que el contagio haya sido la causa de muerte.

Y según un funcionario de la OMS, la alta mortalidad por coronavirus en Italia podría ser más baja que la estimada inicialmente. En un principio se decidió evaluar sólo a las personas con síntomas graves pero, si se llevaran a cabo más pruebas, el número de casos confirmados de infección sería muchas veces mayor y en consecuencia la tasa de mortalidad se reduciría (el artículo se puede leer aquí, está en ruso pero se puede traducir en google).

Otro dato muy importante es que de acuerdo a un estudio chino los test de prueba utilizados internacionalmente tienen un gran margen de error entre pacientes asintomáticos. Tanto que arrojarían más del 50% de falsos positivos. Esto significa que en más del 50% de los casos los resultados le decían al paciente “usted tiene el virus” cuando en realidad no lo tenía. Así que si usted no tiene síntomas pero le inquieta la posibilidad de estar contagiado mejor lance un volado y tendrá un resultado probabilísticamente más robusto.

 

WhatsApp Image 2020-03-24 at 22.07.00Test para detectar coronavirus con mayor tasa de éxito que el utilizado internacionalmente entre pacientes asintomáticos.

Continue reading

Coronavirus – ¿Qué hay detrás?

Todo lo que escribo debe ser leído con carácter de conjetura, y más aún, como una ficción. Conjetura y ficción. Advertencia: Si usted cree que el mundo se quedó sin papel de baño porque alguien se comió un murciélago en Wuhan mejor suspenda la lectura y haga algo de provecho, como seguir viendo memes en su teléfono. Aunque con los años me he ido haciendo cada vez más güevón, la ausencia de referencias a otras fuentes en el cuerpo del texto no es por esa razón sino con el fin de hacer la lectura más fluida. Al final del texto coloco las referencias que considero más pertinentes.

  1. El coronavirus es un juego de espejos con el ataque a las torres gemelas. En 2001 fue la “War on Terror”, en 2020 la “War on Virus”. En ambos casos estamos frente a un tipo de distribución 20-80: el 20% de lo que vemos es real, el 80% es guerra psicológica. Tanto en 2001 como en 2020 el mecanismo es el mismo: un enemigo invisible que, por tal razón, puede estar en todas partes y aparecer de la manera menos inesperada. Esto produce un estado de alerta continua que lleva al pánico e inhibe la conducta racional. Claro, podría ser que estoy equivocado y que, efectivamente, alguien en Wuhan amaneció con antojo de murciélago y que a partir de ahí se desató una cadena de sucesos que se está llevando a la mierda –y sin papel para limpiarla- al mundo occidental. De la misma manera también podría ser cierto que un hombre barbado, sentado de aguilita sobre una piedra en una oscura cueva en las montañas de Afganistán, encendió su laptop y desde ahí coordinó el ataque contra las torres gemelas y el Pentágono. Ambas historias son absurdas, y por lo tanto son creíbles. Es esa la virtud del absurdo según Kierkegaard y es precisamente por eso que son parte del arsenal de la guerra psicológica.
  2. En este momento el pánico desatado por los medios de comunicación es el mayor riesgo, ya que puede colapsar los sistemas de salud y dificultar la atención oportuna para quien sí está enfermo y en situación delicada. Los gobiernos debieron anticiparse y centrar sus esfuerzos en las personas más vulnerables, ancianos y personas con cuadros de riesgo y aislarlos del resto de la población. En Europa muchas personas han fallecido no por el coronavirus en sí, sino por la falta de atención oportuna debido al colapso del sistema sanitario (en particular Madrid y norte de Italia). La mayoría de los gobiernos, presionados por la opinión pública, no tuvieron otra opción más que seguir la corriente de lo que dictan los grandes medios de comunicación, quienes fabrican la noticia y forman opinión sin importarles la veracidad de lo que comunican.
  3. Hay varias agendas que se benefician del pánico por el coronavirus y por eso lo alientan. Entre ellas se encuentran las farmacéuticas, la obligatoriedad de las vacunas, el control social, la supresión de movimientos de protesta (2019 ha sido el año en el que el mayor número de países ha tenido protestas sociales, 49). También los sitios web de noticias se benefician por el pánico, debido a que ha aumentado el tráfico en la red y el número de clicks, lo que se traduce en más ingresos (aquí cabe recordar el famoso aforismo de Kapuściński: cuando las noticias son negocio la información es lo primero que sale por la ventana). Desde luego, también se benefician las tecno-religiones. En la cuarentena por el coronavirus no es la conexión con Dios, sino la conexión con la web lo que nos salva (compras de papel de baño online, por ejemplo). No hay misas por el riesgo de contagio y el propio Papa Francisco se dirigió a los miembros de la iglesia católica vía Youtube. Lo anticipó Yuval Harari, el centro religioso más importante del mundo no es la Meca, ni Jerusalén ni el Vaticano. Es Silicon Valley. Las respuestas que no pudo brindar el monoteísmo hoy las ofrece la tecno-religión. En política esto se traduce en un traslado de la soberanía hacia el algoritmo. Es éste el que decide sobre el estado de excepción. Los mecanismos de legitimación estarán, y ya lo están parcialmente, fundados en el algoritmo. Con el argumento del riesgo de contagio por el coronavirus, en Estados Unidos hubo voces que intentaron suspender los actos de precampaña demócratas y utilizar en su lugar votaciones online. No hay que ser mal pensados. Seguramente no hay relación alguna con el temor a que Sanders fuera el candidato demócrata. Política en tiempos del coronavirus: Algoritmus, non veritas, facit legem.
  4. El corona-pánico también rompe la estructura de referencia más importante del ser humano, el tiempo. Estamos frente a un proceso de reingeniería del tiempo social e individual. El tiempo transcurre dando tumbos y traslapándose consigo mismo (la Eurocopa y las Olimpiadas 2020 ahora serán las del 2021). El tiempo se ha quedado vacío de contenido, es un tiempo homogéneo que está perdiendo su significado (los lunes saben a domingo y más aún, debo reconocer que no sé qué día es hoy). El corona-tiempo es un tecno-tiempo, entre-espacio entre el tiempo humano y el tiempo máquina. Un neo-Just-in-time. Nosotros somos tiempo. Soy este instante. Y nos lo quieren quitar. Sólo eso, casi nada, o casi todo.
  5. La aparición del coronavirus en Wuhan es parte (aunque no necesariamente el fin último) de una guerra híbrida contra China. En principio la ya mencionada guerra psicológica. En cada oportunidad que tiene Trump se refiere al coronavirus como el “virus chino”. ¿Pero podría ser algo más? Una posibilidad es que se trate de un arma biológica que no es muy letal; sin embargo, cuando en China fue secuenciado el genoma del virus las autoridades identificaron la presencia de una variante nueva del coronavirus, justo dos meses después de la visita a Wuhan de una delegación militar estadounidense. Esto encendió la alarma. Entendieron que se trataba de un ataque, lo que provocó la “sobrerreacción” de las autoridades. Digo “sobrerreacción” porque es el término que utilizó un profesor chino de la universidad de Shanghai con quien conversé sobre el tema en febrero. Del mismo modo Rusia entendió de inmediato que algo no andaba bien y fue el primer país en cerrar su frontera con China e implementó un tipo de cuarentena conocido como “tres círculos”. En Rusia hacen cuarentena el contagiado (círculo 1), el que tuvo contacto con el infectado (círculo 2) y el que tuvo contacto con el que tuvo contacto con el contagiado (círculo 3). (Recordatorio, todas las referencias y fuentes las pongo al final. Existe una amplia discusión entre quienes argumentan a favor y en contra del coronavirus como arma biológica. En las referencias pongo ligas a ambas posturas).
  6. Posiblemente la variante del virus iraní no es la misma del chino. En Irán es un virus más agresivo, y con el que sucede algo estadísticamente muy raro: entre los primeros contagios se encuentran muchos miembros de la élite gobernante (vicepresidente, ministro de salud, exembajador en Irak, entre otros). El Ayatolá Khamenei apuntó a la posibilidad de un ataque biológico. Como hipótesis alternativa para explicar este comportamiento atípico cabría considerar el que en los años 80s Irak (entonces aliado de Estados Unidos) utilizó armas químicas contra Irán y la clase gobernante iraní actual era joven en ese momento y por tanto quien más sufrió daño en los pulmones por ser parte del frente de guerra.
  7. No hay que perder de vista que en enero de este año Estados Unidos asesinó en Bagdad al general iraní Qasem Soleimani, comandante de la Fuerza Quds. En represalia Irán atacó con misiles balísticos una base estadounidense en Irak, sin que Estados Unidos pudiera interceptar un solo misil iraní. Ese día fue derribado en Teherán un avión ucraniano de pasajeros. Es altamente probable que quien derribó el avión haya sido Estados Unidos con cyberwar y haya hackeado el sistema de misiles. No se trata de algo nuevo, es algo que ya hicieron en el pasado con los misiles iraníes y en 2010 un virus llamado Stuxnet infectó centrifugadoras de plantas nucleares iraníes. Virus computacional entonces, virus biológico ahora. Virus virus virus. Virus por todas partes. Y en este momento, mientras Irán sufre las consecuencias del coronavirus, en Estados Unidos se discute la posibilidad de un ataque militar contra Irán. ¿Casualidad?
  8. Es claro que el péndulo del primer mundo ya se trasladó a Asia. Occidente está en franca decadencia. Rusia y China son quienes están prestando ayuda a Europa (e incluso Cuba con sus fármacos y médicos) mientras occidente en cambio sólo empeora las cosas. El FMI negó fondos de emergencia a Venezuela porque para ellos “no está claro quién es el presidente” y el Reino Unido detuvo envíos de mascarillas a Irán por las sanciones de Estados Unidos.
  9. Apenas recuperados del pánico estaremos entrando en una segunda fase. El colapso del modelo. La caída de la bolsa ya se acerca a la de 1929, y lo peor no ha llegado todavía. De igual manera el quiebre de la economía real puede ser mucho mayor al de la gran depresión de los años 30s. Estamos a la puerta no de una gran depresión, sino de la más grande depresión en la historia del capitalismo. Se va a culpar al coronavirus del crash económico, pero lo cierto es que este quiebre del modelo era algo que se venía esperando desde hace tiempo. Las contradicciones del capitalismo llegaron a su punto límite y lo único que hizo el coronavirus fue dar la señal de desplome. Con el crash de la bolsa no todos pierden. Los que especularon a la baja son los grandes ganadores. Nada descabellado plantear que quienes ganaron en la bolsa lo hicieron por tener información sobre la propagación del virus.
  10. Promover una guerra psicológica a partir de un virus para provocar un crash económico pareciera un suicidio, pero no lo es. Es una forma de resetear el sistema. Una pausa para instalar nuevo software y reconfigurar el hardware. La crisis genera condiciones, sobre todo en Estados Unidos, para construir una nueva economía desarticulada de la cadena de suministros china. Los chinos podrán llenar el hueco dejado por las empresas que se relocalicen en EU con empresas propias. En particular, formular un nuevo sistema financiero que sustituya al actual, el cual es insostenible. Los bancos centrales se han quedado sin municiones para rescatarlo.
  11. El corona-pánico señala también el fin del proyecto Europa. El espacio de libre movilidad intra-europeo, conocido como la zona Schengen, ya está suspendido de facto. Las fronteras están cerradas. Posible España e Italia salgan del euro por los déficits fiscales que van a tener. Los movimientos de ultraderecha nacionalista se van a fortalecer y serán gobierno. Tecno-fascismo a la vista. Lema: Cualquier extranjero podría ser portador de coronavirus. El miedo va a estar mucho tiempo, es políticamente muy útil. Vendrán otros virus tantas veces sea necesario.
  12. El tema de fondo es el colapso del modelo y el traslado gradual del centro de gravedad político y económico hacia Euroasia. ¿Qué vendrá después? La moneda está en el aire. No es mi intención ofrecer una visión pesimista. Al contrario. Finalmente, ahí en donde está el veneno también está la salvación: Wo aber Gefahr ist, wächst das Rettende auch (Hölderlin, “Pero donde está lo que salva, crece también el peligro”). Son tiempos desafiantes, pero también de esperanza.

 

Twitter @perifractal

 

Referencias:

 

Ejemplos de manipulación mediática:

Pareja de ancianos muere el mismo día por coronavirus, en Italia Al abrir la nota leemos que “la pareja permaneció en cuarentena durante ocho días, con fiebre alta y aislados de la comunidad, hasta que recibieron atención médica. Sin embargo, fallecieron”. Ocho días con fiebre alta y sin atención médica, ella de 82 años y él de 86.

Al menos 19 muertos en una residencia de mayores de Madrid por el brote de coronavirus En la nota se lee lo siguiente: “Ana Ruiz, cuya madre se encuentra entre las víctimas, asegura que la residencia no tenía suficientes máquinas de oxígeno para atender a los enfermos ni recibía asistencia de los hospitales”. ¿Y fue el coronavirus?

Pánico en la técnica 74 por posible coronavirus en maestra Al abrir la nota se lee que “De acuerdo al subdirector, la maestra ya se realizó las pruebas médicas correspondientes, dando negativo a ser portadora de esta enfermedad viral”.

Sobre manipulación mediática, guerra híbrida, guerra psicológica, cyberwar y bioweapons.

A Swiss Doctor on Covid-19

On corona, the media and propaganda

9/11 Truth, Coronavirus Truth: Zionist Hysteria, MSM Lockdown

Research into deadly viruses and biological weapons at US army lab shut down over fears they could escape

Chinese foreign ministry spokesman pushes coronavirus conspiracy theory that the US Army ‚brought the epidemic to Wuhan‘  

Event 201: The Johns Hopkins Center for Health Security in partnership with the World Economic Forum and the Bill and Melinda Gates Foundation hosted Event 201, a high-level pandemic exercise on October 18, 2019  

Breaking/Exclusive: US Brought COVID-19 to China with Fake Army Team for Military Games, Evidence Mounting

Ayatola Khomenei señala que el Coronavirus fue un fue ataque biológico

China Locked in Hybrid War with US”

No Weapon Left Behind: The American Hybrid War on China

Was a coronavirus a biowarfare attack against china?  

US, Israel waging biological warfare on massive scale

Is the Global Pandemic a Product of the Elite’s Malthusian Agenda and U.S. Biowarfare?

Bats, Gene Editing and Bioweapons: Recent Darpa Experiments Raise Concerns Amid Coronavirus Outbreak

Who Made Coronavirus? Was It the U.S., Israel or China Itself?

Was the 2020 Wuhan Coronavirus an Engineered Biological Attack on China by America for Geopolitical Advantage?

Looking at the Military Aspects of Biological Warfare

Who or What Started the Wuhan Coronavirus Epidemic?

Trump Renames Coronavirus ‘The Chinese Virus’ Signaling A Possible Change In Policy

The Latest Plague So Far Is a Brilliant Success

 

Coronavirus y crisis económica

Russia just told the world no

It was the virus that did it

Capitalism Is the Disease

9 Things You Should Know About the 2020 Stock Market Crash

Our Neo-Feudal System Is on the Verge of Collapse

How Black Swans Are Shaping Planet Panic

Why Are Stocks Crashing?

Standing at the Precipice of a Financial Collapse: Time for a 21st Century Pecora Commission

“The World Cannot Be Saved” – Von Greyerz Warns Global Financial System “Broken & Bankrupt”

 

 

Culiacán: AMLO es el blanco (hipótesis de un golpe de estado no convencional)

Demasiados errores en el operativo para capturar a Ovidio Guzmán. Tantos que invitan a pensar que fueron deliberados. Hubo filtraciones y, lo más inquietante, no se siguió la cadena de mando. Propongo una hipótesis. El leit motiv detrás del operativo para capturar a Ovidio Guzmán es preparar el terreno para un atentado contra AMLO y en donde el cártel de Sinaloa, en particular la facción del Chapo Guzmán, jugaría el rol del chivo expiatorio, así como lo fue Mario Aburto con Luis Donaldo Colosio. Entiendo que esta hipótesis parezca exagerada, pero considérese lo siguiente. El 15 de mayo de 2015, en una columna titulada “AMLO es el blanco” y que pasó prácticamente desapercibida, Joaquín López-Dóriga advirtió sobre la intención de un sector de la élite empresarial mexicana para llevar a cabo un magnicidio contra Andrés Manuel López Obrador. En dicha columna, López-Dóriga afirmó que

“He escuchado en círculos empresariales que López Obrador viene con todo y que ha sido este gobierno el que le ha pavimentado el regreso. Incluso, he sabido que esa cúpula ha comentado que hay que pararlo, lo que me parece gravísimo, ya no diga en una democracia, sino en cualquier convivencia civilizada, y sería el peor y último error de este sistema, eliminar a un candidato presidencial, como ya ocurrió la tarde del miércoles 23 de marzo de 1994 en Lomas Taurinas, Tijuana.” (cursivas en el original)

Lo que está afirmando López-Dóriga es que esa cúpula político-empresarial se ha planteado asesinar a AMLO. Más claro no puede ser. ¿A cuál cúpula hará referencia López-Dóriga? Bien haría el periodista en aclararlo, aunque no hace falta ser un genio para inferir algunos nombres. Ese grupo, que fue exitoso en impedir la llegada a la presidencia de AMLO en 2006 y 2012, calculó que podría dejar pasar a AMLO en 2018 porque finalmente estaría acotado por los poderes legislativo y judicial. Ese cálculo falló, la victoria de AMLO en 2018 fue un tsunami que aún sigue activo. En el legislativo tiene mayoría y el poder judicial ha dejado de ser gradualmente el foco de resistencia del antiguo régimen.

Hay un segundo grupo de actores con incentivos para aliarse a esa cúpula político-empresarial en su frente anti AMLO. Me refiero a los cuerpos de seguridad, policía federal, CISEN y ejército -sobre todo este último- los cuales fueron en última instancia los pilares que sostuvieron al antiguo régimen. No dudo que entre sus filas existan elementos comprometidos con los principios de la 4T, pero tampoco soy ingenuo. El objetivo del ejército mexicano no ha sido la defensa de la soberanía nacional –la única amenaza real es Estados Unidos y no hay manera de hacerle frente a sus fuerzas armadas, al menos no por medios convencionales-. El objetivo del ejército fue el mantener la viabilidad del régimen PRIANISTA. Para ello se le asignaron dos tareas:  represión de movimientos sociales y un rol activo en la política de drogas. Estas dos tareas convergen en Ayotzinapa. Tan solo este caso podría proveer las razones necesarias para que una facción del ejército busque parar a AMLO y descarrilar así las investigaciones a cargo de Alejandro Encinas sobre lo sucedido con los estudiantes normalistas. Según la periodista Anabel Hernández, los estudiantes viajaban, sin saberlo, en un camión con un cargamento de heroína con valor estimado de 2 millones de dólares.  A solicitud de un capo local, un coronel del ejército, a cargo del regimiento de Iguala, detuvo a los estudiantes para recuperar la droga. El coronel fue ascendido a general brigadier  y el general de brigada a cargo de la zona militar fue ascendido a general de división. ¿De qué tamaño tienen que ser los compromisos entre los mandos militares para que en lugar de castigos existan premios?

Por otra parte, según declaraciones del Vicentillo en una corte de Estados Unidos, el jefe de escoltas del Estado Mayor Presidencial de Ernesto Zedillo, el oficial mayor de SEDENA de Felipe Calderón y el jefe de escoltas del Estado Mayor Presidencial de Vicente Fox recibían sobornos del narco. Incluso hay periodistas que afirman que fue el Estado Mayor Presidencial, la élite del ejército, quien operó el asesinato del entonces candidato Luis Donaldo Colosio.  Lo anterior sólo en la época reciente. Sumemos a ello la represión y guerra sucia en décadas pasadas.

En Ayotzinapa convergen todos los pasajes oscuros. De ahí que sea imperativo para un sector del ejército impedir que López Obrador abra la caja de pandora. Apenas la semana pasada, un general vinculado al grupo del general Cienfuegos, en un tono abiertamente golpista, se manifestó contra las acciones del gobierno de López Obrador, quien no olvidemos es el comandante supremo de las fuerzas armadas y ante quien ese general tendría que haber mostrado la disciplina castrense que tanto presumen. En su discurso, este general incluso afirmó que uno de los problemas actuales es la presencia de “frágiles mecanismos de contrapeso”. Exactamente el mismo discurso de la élite aglutinada entorno a Claudio X. Gonzalez. Según la columna de Carlos Fazio, este general fue quien le dio el visto bueno a la “Directiva para el Combate Integral al Narcotráfico” durante el sexenio de Calderón.  ¿La facción del ejército que este general representa tendrá alguna relación con quienes decidieron romper la cadena de mando en el operativo contra el hijo del Chapo? ¿Fue esta facción la que instruyó romper esa cadena de mando?

En este contexto, cabe mencionar el tuit de AMLO del día 2 de noviembre, en donde alude la posibilidad de un golpe de estado. No veo factible un golpe de estado convencional contra AMLO. No podrían contener a la gente ni creo que exista el consenso dentro del ejército para algo de este tipo. Tendría que ser otro tipo de golpe, fulminante, que impida reaccionar y además desvié la atención sobre sus verdaderos perpetradores; para ello sería necesario fabricar un culpable (a lo que iré más adelante).

Además de la cúpula empresarial mencionada y el sector prianista del ejército, la DEA también ha mostrado abiertamente su oposición a las acciones de AMLO . La política antidrogas del gobierno mexicano rompe la narrativa de la DEA y crea condiciones para fracturar la colaboración con esa agencia. No olvidemos que fue Calderón quien le abrió de par en par las puertas a la DEA. Para ellos es más conveniente que la violencia continúe. Desde luego, todo esto que planteo son conjeturas, pero tiene sentido que la DEA haya estado involucrada en la manera en que se efectuó el operativo contra el hijo del Chapo. La DEA se reunió con el gobernador de Sinaloa un mes antes del operativo. Es importante observar la reacción del embajador de Trump en México, y del propio Trump. Pareciera que ellos no estaban al tanto, o si lo estaban entendieron pronto que se habría tratado de una trampa contra AMLO. Y aquí no olvidemos que Trump ha tenido muchos problemas con las agencias de seguridad estadounidense, incluyendo la propia DEA.

En resumen. Hay tres grupos de actores que señaladamente no quieren a AMLO: la facción más retrógrada del ejército, la cúpula político-empresarial del Salinismo y la DEA. Existiría además un tercer grupo, los vendedores de armas, para quienes la nueva política antidrogas de AMLO significaría perder uno de sus principales mercados. Se estima que anualmente ingresan al país más de 200,000 armas, 70% de las cuales provienen de armerías estadounidenses. De la acción conjunta de estos grupos podríamos esperar cualquier cosa. A Colosio lo mataron por menos, por mucho menos de lo que ha hecho y se propone hacer AMLO.

Volviendo a la hipótesis planteada al principio. Lo que ocurrió en Culiacán es consistente con un plan para eliminar a AMLO bajo los siguientes supuestos:

  • Un golpe de estado convencional contra AMLO sería un suicidio para sus perpetradores.
  • Por tal razón es necesario fabricarle un enemigo a AMLO que sirva de chivo expiatorio.
  • Ese chivo expiatorio debe atraer toda la atención y la furia de la gente.
  • El cártel de Sinaloa es el enemigo elegido para tal fin. ¿Por qué este cártel? Tal vez por pugnas dentro del propio cártel, en donde un grupo buscaría desplazar a los hijos del Chapo o quizá porque, debido a la fama del Chapo, sea más fácil incubar en el imaginario popular la idea de que este cártel es el gran enemigo. Hay una tercera razón que menciono más adelante.

Para fabricar este enemigo mortal de AMLO, el operativo de Culiacán debió haber llevado a una situación de confrontación tal que el hijo del Chapo hubiera estado entre los caídos. Este hubiera sido el resultado en un escenario en el que el gabinete de seguridad no hubiera aceptado liberarlo y las fuerzas armadas hubieran intentado, a toda costa, cumplir con el pedido de extradición. Se trata del escenario del “combate de exterminio” del que habló el secretario de seguridad Alfonso Durazo. De haber sido ese el caso, sería muy creíble construir una narrativa del tipo ojo por ojo, en la que el Cártel amenaza de muerte a AMLO para vengarse por lo ocurrido con el hijo del Chapo.

Lo anterior tendría dos objetivos. En principio, habría obligado a AMLO a utilizar un esquema de seguridad para protegerse de este nuevo enemigo. Y ahí los medios y su nado sincronizado presionarían por el retorno del Estado Mayor Presidencial. Todo ello con el fin de aislar a AMLO de la gente, envolverlo en una burbuja de seguridad que rompiera su manera de hacer política a ras del piso.

El segundo objetivo, el magnicidio. Con toda la atención pública sobre el cártel. Con la gente pidiendo venganza. Y otra vez, la violencia. La DEA contenta. Ayotzinapa en el olvido y la cúpula empresarial a la que se refirió López-Dóriga respirando aliviada. Emulando lo acontecido con Mouriño y Blake Mora, el atentado sería en un avión.

Veo tres razones. En principio porque según testimonios en una corte de los Estados Unidos, el cártel de Sinaloa tenía la intención de comprar equipo antiaéreo con el que posiblemente habría derribado el avión de Mouriño. No estoy afirmando que eso sea verdad. A estas alturas es lo de menos. Lo importante es que esa declaración existe y que puede ser utilizada para construir la narrativa que culpe al cártel del atentado. Esto quizá explique por qué el cártel de Sinaloa fue el elegido como el enemigo.

La segunda razón para realizar el atentado contra un avión comercial sería presionar para que se recupere el avión de Peña Nieto, no importa a qué precio. El regreso de la presidencia imperial, con el nuevo presidente volando en avión de lujo y cuidado de nuevo por el Estado Mayor Presidencial. Todo en su lugar.

Finalmente, atentar contra el presidente en un avión comercial sería el impulso para regresar al proyecto del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México. Implantar la narrativa de que por seguridad el aeropuerto de Santa Lucía debe mantenerse exclusivamente como aeropuerto militar. No tienen vergüenza. Son capaces de todo. Incluso de llamar al aeropuerto que tanto añoran como Aeropuerto Mexiquense Libertad y Orden, AMLO por sus siglas. Generar así disonancias cognitivas entre la población, ¿Cómo es posible que AMLO haya estado en contra del AMLO? ¡Imposible!

Por supuesto, estas son conjeturas. Nunca le van a perdonar a AMLO la cancelación del NAICM. Y aquí, como nota al margen. El operativo de Culiacán fue el mismo día en que iniciaron las obras en el aeropuerto de Santa Lucía. Y a la semana siguiente Claudio X. anunció que ya no invertirían en México. Luego viene el general del tufo golpista. ¿Casualidad?

Por lo aquí expuesto considero que fue un acierto la manera en que AMLO y su gobierno resolvieron la crisis de Culiacán. Sin embargo, lo acontecido ese día debe leerse como una advertencia. La derecha golpista lo seguirá intentando. La revolución mexicana nos dio una gran lección: en 1914 fue disuelto el ejército porfirista-huertista, pero a un gran costo, la muerte de Madero. La desaparición de ese ejercito llegó muy tarde y provocó que la revolución se prolongara por más tiempo.

Hizo bien AMLO en desaparecer al Estado Mayor Presidencial, pero el problema es que sus elementos siguen en el ejército. Y no sólo están ellos. Están los generales como el que dio el discurso golpista o como los que están detrás de la desaparición de los estudiantes normalistas. La transformación política de nuestro país requiere de la disolución de este cuerpo. No basta con que vuelvan a sus cuarteles. Por eso la importancia de la guardia nacional. Es una oportunidad para crear un nuevo cuerpo que eventualmente sustituya al ejército. Hasta ahora no ha sido apreciada la importancia estratégica de esta decisión. En este mismo tenor habría que leer el por qué AMLO ha delegado tantas tareas en el ejército. No es para empoderarlo. Es una negociación para darles una salida. Dice un verso de Hölderlin: ahí donde está el veneno está la salvación. Pero, mientras tanto, habrá que estar muy atentos. No pasarán.

Twitter @perifractal

 

 

Bots Against Bots: The Use of Political Bots As an Evolutionarily Stable Strategy

This paper analyzes the use of political bots in terms of evolutionary
game theory. We study a population where there are two kinds
of politicians. The rst kind corresponds to politicians that employ bot accounts,
whereas the second corresponds to politicians that prefer a more
personal interaction (i.e. without relying on bots). We show that using bots
is an evolutionarily stable strategy. The predicted outcome of this game implies
that we can expect a world of increasing noise, with growing armies of
bots at the disposal of politicians and eruptions of fake news disseminated
by bots. Download this paper.

Pasta de Conchos y el olvido

La degradación de las condiciones laborales, tendencia creciente en el México actual, constituye una de las violaciones más comunes a la dignidad y a los derechos laborales de las personas. El trabajador, en la medida en que va siendo desposeído de su calidad humana, va adquiriendo el status propio de una mercancía y, en ocasiones, ni siquiera eso -baste señalar que mientras las mercancías cruzan libremente a EUA gracias al Tratado de Libre Comercio, los trabajadores mexicanos no gozan del mismo privilegio, cruzando cada año miles de ellos la frontera por el desierto, a escondidas de la patrulla fronteriza y huyendo de gavillas de asaltantes y sicarios-.

Con la llegada de la tecnocracia al poder en 1982 se inició una asonada contra los trabajadores, exigiéndoles cada vez mayores “sacrificios” (eufemismo usado para no llamar por su nombre a la pauperización del trabajo), en tanto que las élites políticas y económicas seguían (y siguen en la actualidad) gozando de toda clase de privilegios. El derecho al trabajo digno, justamente remunerado, es una entelequia en un país como México, en donde dos de cada tres trabajadores reciben un salario menor o igual a los $5,400 pesos (450 dólares) mensuales, cuando las estimaciones indican que un salario mínimo justo debería estar por encima de los $8,400 pesos (655 dólares) mensuales (CEREAL, 2011: 16).

Un caso sintomático de la vulneración de los derechos laborales, por el dolor vigente que su memoria evoca y por la confluencia de actores y circunstancias adversas, es el de los mineros; en particular, el de los trabajadores de las minas de carbón del estado norteño de Coahuila. El 19 de febrero de 2006, una explosión en uno de los pozos de la mina Pasta de Conchos, ubicada en la región al norte del estado, derrumbó los túneles de salida, atrapando en su interior a 65 mineros y dejando al descubierto una larga cadena de complicidades entre el gobierno y el propietario de las mina, el poderoso emporio Minera Grupo México.

Meses antes de la explosión, los mineros de Pasta de Conchos habían hecho llegar su inconformidad a las autoridades y a los administradores de la mina por las altas concentraciones de gas presentes en el lugar, así como por las condiciones de alto riesgo que enfrentaban en sus labores diarias. Sus quejas no fueron atendidas, orillándolos a convocar a catorce protestas y a tres intentos de huelga sin tener una sola respuesta favorable por parte de Minera Grupo México (Flores, 2010). Diecinueve meses antes del siniestro, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social, en una de sus inspecciones a la mina, detectó decenas de irregularidades en su funcionamiento, sin embargo, fue hasta un año después que se le exigió a Grupo México solventarlas, pero ésta nunca lo hizo (Hernández, 2012).

Mientras que en el mundialmente famoso rescate de los 33 mineros chilenos el Presidente Piñera hizo presencia de inmediato, en Pasta de Conchos el entonces Presidente Vicente Fox nunca estuvo en el lugar, y ni él ni sus sucesores Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto se han reunido con los más de 300 familiares de los mineros. En Chile, a pesar de que los mineros se encontraban a más de 700 metros de profundidad, nunca se suspendió la búsqueda y el primer contacto con los mineros atrapados se hizo el día 17. En México los mineros estaban a 150 metros de profundidad, sin embargo la búsqueda se suspendió prácticamente de inmediato, el día 5. Había prisa tanto de las autoridades como de Minera Grupo México por enterrar metafóricamente el caso, darle vuelta a la página y olvidarse para siempre de los mineros atrapados. Con crudeza, el obispo de Saltillo, Raúl Vera, señaló que, mientras en “Chile, el gobierno federal y los empresarios se unieron para rescatar a los mineros, en México se unieron para impedirlo” (El Universal, 2010). El objetivo principal era desviar inmediatamente hacia otro lado la atención de la opinión pública, que no se supiera que en México la mayoría de los mineros carecen de protección social, con sueldos de hambre y condiciones laborales deplorables. No querían que se supiera, por ejemplo, que en esa mina las vigas que brindaban soporte a los túneles fueron removidas para no gastar en ellas (El Universal, 2010), o que desde dos meses antes se sabía que el sistema de ventilación no funcionaba de manera adecuada y el equipo eléctrico presentaba una serie de fallas (Taniguchi, 2011).

¿Qué hay detrás de este asunto? Impunidad al más alto nivel. El dueño de la mina es Germán Larrea, el tercer hombre más rico de México. El año del accidente obtuvo utilidades por 2 mil 600 millones de dólares. En cambio, las viudas de los mineros reciben una pensión mensual de sólo los $2,200 pesos. Se ha señalado que Martha Sahagún, esposa del entonces Presidente de México,  obtuvo de Germán Larrea cuantiosos recursos para financiar su Fundación Vamos México, y que Javier Salazar, Secretario del Trabajo al momento del accidente y quien hizo todo lo que estuvo a su alcance para suspender lo más rápido posible las labores de rescate, era -y continúa siendo- propietario de una empresa proveedora de Minera Grupo México (Muñoz, 2010).

Tanto la minera como el gobierno mexicano se anticiparon para dar por muertos a los mineros, señalando la imposibilidad de rescatarlos con vida debido a que seguramente todos habrían fallecido calcinados por la explosión. Sin embargo, meses después dos cadáveres lograron ser rescatados, indicando la autopsia muerte por asfixia y no por calcinamiento. Desde entonces se han hecho esfuerzos para llegar al resto de los 63 cuerpos, pero tanto el gobierno como la minera se han negado al rescate, aduciendo altas concentraciones de gas que lo impedirían. Contrario a la versión oficial, en 2007 el sitio fue analizado por expertos que no encontraron una sola razón técnica para no efectuar el rescate de los cuerpos. Al año siguiente, un grupo de mineros sindicalizados intentó realizar por su cuenta la operación de rescate; sin embargo, antes de llegar a los restos mortales de sus compañeros fue empleada la fuerza pública para impedirlo. La obsesión por evitar el rescate obedece a dos motivos. En principio, imposibilitar las autopsias que determinarían las causas de muerte y dotarían de amplios elementos a los familiares para sustentar sus denuncias contra la minera y las autoridades federales. Por otra parte, si al ser localizados los cuerpos se observa que éstos se encuentran agrupados, se desvanecería la hipótesis oficial de muerte por la explosión y se confirmaría que los dejaron morir esperando un rescate que nunca llegó. Incluso existen testimonios de rescatistas que afirman haber escuchado ruidos de palas y picos golpeando piezas de metal (Taniguchi, 2011), ruidos de mineros luchando por sus vidas que jamás fueron atendidos por la autoridades responsables.

Desde entonces se han sucedido una serie de accidentes en las minas mexicanas sin que las condiciones laborales hayan mejorado (Hernández, 2012). La recomendación 85 de la Comisión Nacional de Derechos Humanos acusa al gobierno mexicano por su omisión y negligencia, sentando las condiciones para que los empresarios no obedezcan las leyes laborales y sometan a los mineros a regímenes de subcontratación, bajos salarios y alto riesgo (CNDH, 2010). Las administraciones de Calderón y Peña Nieto han brillado por su ausencia en garantizar condiciones laborales dignas para el trabajador mexicano. Irónicamente, Minera Grupo México, en vez de ser sancionada por el accidente con el retiro de la concesión, ha sido premiada con cinco concesiones adicionales para exploración y explotación de yacimientos minerales (Muñoz, 2007). A más de una década la justicia es la gran ausente, las condiciones laborales continúan en franco deterioro y las leyes, cuando están del lado del trabajador, no son más que letra muerta.  Un pendiente más para el Estado Mexicano que no debe de seguir soslayando.

Twitter @perifractal

Referencias

Comisión Nacional de Derechos Humanos  (2010), “Recomendación 85.” En:  <http://www.stps.gob.mx/bp/micrositios/trasparencia_focalizada/recomendacion%2085_2010/Recomendacion%2085_2010.pdf>

El Universal (2010) “En México se unieron para no rescatar a los mineros.” En: <http://www.eluniversal.com.mx/notas/715890.html>.

Flores, Pepe (2010), “Pasta de Conchos: los mineros que México no quiso salvar”, Vivir México, 13 de octubre de 2010, en <http://vivirmexico.com/2010/10/mientras-chile-celebra-mexico-recuerda-pasta-de-conchos>.

Hernández, Ana (2012), “De Pasta de Conchos a Progreso: más de seis años de tragedia en minas de México.” En: Vanguardia, 4 de agosto de 2012, en <http://www.vanguardia.com.mx/depastadeconchosaprogresomasdeseisanosdetragediaenminasdemexico-1344347.html>

Human Rights Watch (2012), Resumen de país. México. En: <http://www.observatori.org/paises/pais_68/documentos/Human%20Rights%20Watch%20Mexico2012.pdf>

Muñoz, Patricia (2007), “Viudas de mineros muertos en Pasta de Conchos dicen que el gobierno las engañó”, La Jornada, 20 de agosto de 2007. En:  <http://www.jornada.unam.mx/2007/08/20/index.php?section=politica&article=011n1pol>

Muñoz, Patricia (2010), “El rescate en Pasta de Conchos habría sido más fácil que el de Chile: Gómez Urrutia”, La Jornada, 15 de octubre de 2010. En: <http://www.jornada.unam.mx/2010/10/15/politica/016n1pol>

Taniguchi, Hanako (2011), “Pasta de Conchos: la mina que se convirtió en cementerio”, CNN, 17 de febrero de 2011. En: < https://expansion.mx/nacional/2011/02/17/pasta-de-conchos-la-mina-que-se-convirtio-en-cementerio >

Economía política del huachicol y el extraño caso del fondo de estabilización de los ingresos petroleros

En un texto anterior afirmé que existe una economía política del huachicol y que ésta ha sido un elemento central del sistema político mexicano. Por economía política del huachicol me refiero al proceso por medio del cual el sistema político ha manipulado al sistema económico para extraer y distribuir rentas derivadas del petróleo que induzcan a las élites a no pelear entre sí. Por extracción y distribución de rentas léase corrupción; es decir, la apropiación de recursos que no les pertenecen y que son distribuidos entre las facciones de la élite según su capacidad de negociación. Esta lógica de extracción y distribución de rentas ha estado presente tanto con el PRI como con el PAN, y esa lógica es precisamente la que AMLO busca fracturar.

Seguiré utilizando el término huachicol porque ya es de uso común, pero es importante tener presente que existe una narrativa, la de los grandes medios, que busca crear la falsa percepción de que el huachicol se reduce a la ordeña de ductos y que es realizada por grupos criminales. Desde luego que lo anterior es parte del problema, pero no considera la complejidad del fenómeno ni sus entrelazamientos con la manera en que se ha venido haciendo política en México.

La periodista Ana Lilia Pérez ha documentado muy bien este punto y ha mostrado que la mayor parte del robo se realiza desde Pemex: “el problema del “huachicoleo” es tan solo el 20% del total del robo de combustible, el 80 por ciento se realiza desde las entrañas de Pemex” (aquí la entrevista). Por cierto, esta cifra no debería sorprendernos. En un texto previo ya he hecho referencia a esta relación 20-80, conocida en estadística como distribución de Pareto.

En la entrevista citada, Ana Lilia Pérez señala que una parte del robo de combustible “se hace en el proceso marítimo de distribución que consiste en cargar buques con combustible y registrarlo como pérdidas”. Es decir, los buques petroleros zarpaban sin facturar la carga y, consecuentemente, los recursos provenientes de esas ventas no se contabilizaban como parte de las exportaciones mexicanas. Este volumen de combustible robado a la nación habría sido vendido en el mercado negro internacional, del cual México sería uno de los cinco principales abastecedores (los otros cuatro son Nigeria, Irak, Rusia e Indonesia, según un análisis publicado en el sitio OilPrice.com). En su columna del 16 de enero, Enrique Galván Ochoa, afirmó que la caída en la producción de Pemex, de más de 2 millones de barriles diarios a sólo 1.7 millones, habría sido simulada con el fin de seguir vendiendo petróleo en el mercado negro.

¿Cuántos buques habrán zarpado en esas condiciones? ¿De qué tamaño habrá sido el daño al patrimonio nacional? Será difícil tener datos precisos, pero poco a poco se irá revelando información que, al menos de manera indirecta, nos ayudará a responder estas preguntas.

En octubre de 2008 tuvo lugar en el CIDE un taller para la implementación del presupuesto basado en resultados. En la conferencia de clausura, el economista Raúl Feliz presentó un dato que sacudió a quienes estábamos presentes y apenas ahora, más de diez años después, comienza a tener sentido. En 2008, con el precio del barril en máximos históricos, más de 130 dólares, el fondo de estabilización de los ingresos petroleros de México alcanzó su máximo de 5 mil millones de dólares. ¿Es mucho? ¿Es poco? Comparémoslo con los datos del fondo chileno de estabilización, el cual el mismo año y con recursos de la exportación de cobre, tuvo un saldo de 20 mil millones de dólares. Con esta comparación la cifra del fondo mexicano es ridícula. La relación entre el fondo chileno y el fondo mexicano es 4 a 1. No olvidemos que por un lado tenemos cobre y por otro petróleo, y que además el petróleo estaba en su máximo histórico. Relación 4 a 1: 20 mil millones de dólares vs 5 mil millones.

La explicación que se suele dar es que por diseño los recursos que tenían que estar en el fondo terminaban yendo a gasto corriente, lo cual es verdad. Pero esto es cierto sólo para los recursos que fueron contabilizados como parte de las exportaciones. La totalidad del ingreso proveniente de la venta de crudo en el mercado negro no podía ser parte del fondo simplemente porque se la robaron sin que pudiera ser contabilizada. Así, para explicar ese comportamiento atípico del fondo, además de la hipótesis de las reglas de operación del mismo, tendríamos que considerar también la hipótesis del mercado negro, de recursos que nunca se contabilizaron debido a buques que salieron sin facturar. Si consideramos que Pemex tiene buques que tienen capacidad de 320 mil barriles, con el barril a 130 dólares, en 2008 se podrían habrían robado unos 40 millones de dólares por flete no facturado.

Quizá ahora comience a hacer sentido aquella servilleta de Meade –con el fin desplazar el huachichol de la agenda- o el repentino activismo de Aristóteles Núñez, ex jefe del SAT. Difícil imaginar que ninguno de ellos estuviera al tanto de lo que sucedía. Según el gobernador de Guanajuato, el panista Diego Sinhue Rodríguez, el 80% de la gasolina vendida en el estado era ilegal. ¿El SAT no advirtió que las gasolineras sólo facturaban el 20% de las ventas? Y eso sólo en Guanajuato. Un primo de Meade, Ignacio Arroyo Kuribreña, fue presidente de PMI Services en Norteamérica, una filial internacional de Pemex. Desde ese puesto fue el encargado el año pasado de la negociación con Shell para mantener en sociedad la refinería de Deer Park, en Estados Unidos. Como resultado de esa negociación Pemex se comprometió a disminuir el volumen de producción del crudo pesado de tipo maya, al pasar de 135 mil barriles diarios en 2019 a 70 mil en 2020, lo cual ocasionará una caída de cinco dólares en el precio por barril. Sin embargo, aún bajo esas condiciones, para el periodista Marco Antonio Mares, Ignacio Arroyo Kuribreña es poco menos que héroe nacional: “El negociador al que se le puede atribuir tan notable proeza es Ignacio Arroyo Kuribreña, presidente de PMI Services en Norteamérica”. Notable proeza de prosa que no debería extrañarnos si consideramos que, de acuerdo a esta fuente, Marco Antonio Mares forma parte de “la lista de periodistas huachicoleros que succionaban dinero de PEMEX a través de sus sitios de internet”.

Cuando fue secretario de Hacienda, Meade señaló que “en el combate al robo de gasolinas, se llegará hasta las últimas consecuencias con cualquiera de las partes involucradas, tanto en robo como en compra del combustible, así como en las autoridades de los tres niveles de Gobierno”. Más que como secretario de Hacienda, Meade habló como vocero de una élite parasitaria que se ha especializado en simular y en adueñarse de lo que no les pertenece.

Twitter @perifractal

Economía política del huachicol y distribución de Pareto

Esta semana el gobernador de Guanajuato, el panista Diego Sinhue Rodríguez, señaló que el 80% de la gasolina vendida era ilegal:

“Ahorita con crisis están facturando más que hace tres meses que no había crisis. Imagínate el tamaño del boquete, de ser cierto es gravísimo. Porque si ahorita estamos recibiendo el 15 o 20% de gasolina y se está facturando más, eso quiere decir que sólo se está comprando a Pemex 20%, el 80% era ilegal” (aquí la nota completa).

Esta relación ilegalidad/legalidad de 80/20, aunque preocupante, no debería sorprendernos. En estadística la relación 80-20 es conocida como distribución de Pareto o ley de la potencia y está presente en multitud de fenómenos, por ejemplo: la distribución del ingreso (muchos tienen poco en tanto que pocos tienen mucho), la venta de discos por parte de artistas (la mayoría de ellos vende poco y un número reducido de artistas alcanza ventas extraordinarias) o el tamaño de las ciudades (pocas muy grandes y la mayoría muy pequeñas). Intuitivamente la distribución de Pareto afirma que el 80% de las consecuencias se deben al 20% de las causas. Esta distribución es común en sistemas complejos caracterizados por presentar propiedades de auto-organización que emergen de manera descentralizada, tendiendo a evolucionar hacia pautas que se manifiestan de manera constante y ordenada.

¿Cómo interpretar la relación 80-20 en el caso del huachicol? La nota citada lo que nos dice es que la distribución gasolina ilegal – gasolina legal es 80 a 20 pero, conjeturo, esta distribución estaría presente en distintos momentos y procesos del robo de combustible porque, y esta es mi hipótesis central, existe una economía política del huachicol*, elemento central del sistema político mexicano, que puede ser caracterizada en términos de un sistema complejo. La primera impresión que genera un sistema complejo es el ser un sistema desordenado; sin embargo, al analizarlo a detalle se descubre que en él subyacen un orden y una serie de interacciones entre los distintos niveles que lo componen que dan lugar a patrones emergentes (patrones de conducta que muestran ciertas regularidades de índole estadística). En consecuencia, dado que la economía política del huachicol emergería de un sistema complejo, es que podríamos esperar encontrarnos con distribuciones de Pareto en los distintos niveles de análisis.

Conjeturo que algunos ejemplos podrían ser los siguientes:

  • De todos los políticos y actores involucrados, el 20% sería responsable del 80% del robo de combustible. La relevancia de este punto radica en que para desarticular esas estructuras de extracción de rentas lo más eficiente sería centrar las indagaciones (del SAT, UIF y PGR) en ese 20% de actores y no en toda la red de involucrados.
  • El 20% de los políticos del antiguo régimen habría obtenido 80% de su financiamiento de la apropiación de renta derivada del petróleo (PEMEXGATE: desvío de 100 millones de dólares a la campaña del PRI en el 2000; Moreno Valle y el huachicol en Puebla; ¿Pemex tendría alguna relación con los 200 millones de dólares del Copelas o Cuello para la campaña de Calderón?; ¿dónde quedaron los recursos del Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros de México que en 2008 y con máximos históricos del barril disminuyeron a una cifra ridícula? -de esto último espero escribir pronto).
  • El 80% del combustible robado sería extraído de no más del 20% de las instalaciones. La vigilancia de las instalaciones tendría que concentrarse en el 20% más sensible (algunos ductos, refinerías y puertos porque, como bien ha documentado la periodista Ana Lilia Pérez, el robo también se hace desde las instalaciones en mar y buques petroleros han zarpado sin facturar su carga).
  • El tamaño del daño a los ductos también podría seguir una distribución de Pareto, con pocos boquetes muy grandes y la mayoría muy pequeños (los sabotajes al ducto Tuxpan –Azcapotzalco podrían estar dentro de los pocos boquetes grandes).
  • En el caso de las gasolineras que compran huachicol, podría esperarse que no más del 20% sean responsables de la distribución del 80% del huachicol. Este 20% de gasolineras serían las más afectadas por las medidas de combate al huachicol porque su cadena de suministro se habría interrumpido. En consecuencia, el desabasto no sería generalizado sino focalizado en esos puntos.
  • Para contrarrestar la desinformación en la red lo más eficiente sería centrarse en desmentir al 20% de las principales fuentes de las fakenews (las cuales estarían generando el 80% de ese tipo de notas).

* Por economía política del huachicol me refiero al proceso por medio del cual el sistema político manipula al sistema económico para extraer y distribuir rentas derivadas del petróleo que induzcan a las élites a no pelear entre sí.

Twitter @perifractal

 

Actualización:

Más evidencia de la economía política del huachicol y la distribución de Pareto: en esta entrevista, la periodista Ana Lilia Pérez señala que “el problema del “huachicoleo” es tan solo el 20% del total del robo de combustible, el 80 por ciento se realiza desde las entrañas de Pemex”.